¿CALAMBRES NOCTURNOS?


¿Estás durmiendo profundamente y de pronto te despierta un calambre terrible en el pie o en la pantorrilla?

Si te sirve de consuelo, no eres el único. Los calambres en las piernas – usualmente en las pantorrillas o en los pies - aumentan con la edad y ocurren en cerca del 6% de las personas mayores de 60 años, debido al desgaste de los músculos y nervios. Los nervios controlan los músculos y éstos simplemente se desgastan y funcionan menos eficazmente.

"Un calambre es una contracción repentina y dolorosa de un músculo que se vuelve duro como una roca. El músculo entra en espasmo y aprieta todas las pequeñas terminaciones nerviosas internas, produciendo dolor ", afirma el Dr. Robert Miller, neurólogo del California Pacific Medical Center, especializado en calambres musculares.

La prevención es siempre la cura. Una nutrición adecuada y mantenerse hidratado puede ayudar a reducir los calambres musculares. Todo indica que el agua y los electrolitos ayudan a mantener las vías nerviosas saludables. Una dieta deficiente y la deshidratación, pueden alterar el equilibrio corporal de minerales y electrolitos y, como resultado, hacer que los músculos sean más susceptibles a los calambres.

Los estiramientos y el ejercicio también son necesarios. El estiramiento es una cura comprobada para los calambres musculares. Manejar bicicleta – incluso la estática - ayuda a estirar los músculos de la pantorrilla y los músculos posteriores de los muslos.

A mis casi 64 años, soy buena candidata para calambres, pero he aprendido a mantenerlos a raya tomando mucha agua (cada vez que me acuerdo) y consumiendo al menos un banano al día. El agua proporciona fluidos y el banano suministra electrolitos, debido a su alto contenido de magnesio, potasio y calcio.

Evitemos la deshidratación. Ojo con la cafeína. La mayoría de las personas se levantan por la mañana, se toman un café y siguen consumiendo otras bebidas con cafeína durante el día. En esencia, se están deshidratando y no recargan el cuerpo con agua.

Los siguientes alimentos son recomendables para evitar los calambres:

Ricos en sodio natural: remolacha, apio, zanahorias, puerro.

Potasio: melones, cítricos, plátanos, aguacates, papa, ñame, zapote, ahuyama o calabaza.

Calcio: verduras de hoja verde oscuro, nueces, semillas.

Magnesio: legumbres y soya, aguacate, nueces y semillas, verduras de hoja verde oscuro, plátanos, arroz integral, cereales, chocolate negro, frutas secas y yogurt natural.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2023 by The Plan. Proudly created with Wix.com