¿Es el “frozen yogurt” más saludable que el helado tradicional?


El helado de yogur o “frozen yogurt” se está tomando el mercado de los postres congelados, porque muchos piensan que es más saludable que el helado normal. A fin de cuentas, el yogur es considerado un súper alimento y el “frozen yogurt” ha heredado esa buena fama. Pero si deseas disfrutar de uno de estos exquisitos aperitivos congelados, es mejor que te informes de lo que en realidad vas a consumir.

NO ES YOGUR PURO

Por lo general, lo que conocemos como “frozen yogurt” no es yogur puro. Si tomamos el ejemplo de un yogur de vainilla sin grasa (Stonyfield) , notaremos que sus ingredientes son pocos: leche sin grasa pasteurizada y cultivada, azúcar, sabor de vainilla, pectina y vitamina D3. En cambio, el listado de ingredientes de un “frozen yogurt” de vainilla sin grasa (Sweet frog) es mucho más extenso: además de la leche cultivada, componente esencial de todo yogur, el “frozen yogurt” contiene otras sustancias como polidextrosa, sorbitol, jarabe de maíz, proteína aislada de leche, carragenano, gel de celulosa, almidón comestible modificado, pectina, y sabores naturales y artificiales, entre otros. En otras palabras, es un producto mucho más procesado, con un festín de químicos cuyos beneficios para la salud son bastante cuestionables. Además, el yogur congelado contiene más calorías provenientes de azúcar, y menos calcio y magnesio que la misma cantidad de yogur natural.

Otra diferencia entre ambos productos tiene que ver con su contenido de probióticos, bacterias vivas y levaduras beneficiosas para la salud, especialmente para el sistema digestivo. Éstos se encuentran naturalmente en el yogur, pero es muy poco probable que existan en el “frozen yogurt”, debido a su dificultad de sobrevivir a las temperaturas extremadamente bajas del congelamiento.

MENOS AZÚCAR, PERO NO BAJO EN CALORÍAS

Comparemos las calorías del “frozen yogurt” con las del helado tradicional. Ambos productos están disponibles en el mercado en versiones con azúcar, sin azúcar añadida, con grasa, bajos de grasa o libres de grasa. Para efectos de una justa comparación, he seleccionado dos versiones similares de ambos productos: el helado Creamy Vanilla libre de grasa (Breyers) y el “frozen yogurt” de Vainilla libre de grasa y sin azúcar añadida (Sweet Frog). He aquí los resultados: media taza del helado regular contiene 90 calorías y 13 gramos de azúcar, mientras que media taza del “frozen yogurt”, contiene 90 calorías y 6 gramos de azúcar, sin contar las calorías adicionales que añadirían los acompañamientos que la mayoría de las tiendas de “frozen yogurt” ofrecen. Es importante saber que la cantidad menor de azúcar del “frozen yogurt” obedece a que lo endulzan con edulcorantes artificiales, como el sorbitol y la maltodextrina.

CANTIDAD VERSUS CALORIAS

Por lo general, las heladerías de “frozen yogurt” ofrecen tazas de tres tamaños para que el cliente escoja. Y es ahí donde la idea de que éste es saludable y dietético nos puede llevar a servirnos más de la cuenta. Para tener una idea aproximada de cuánto “frozen yogurt” equivale a 100 calorías, me serví la cantidad que aparece en la foto que ilustra este artículo, en la taza más pequeña. La balanza mostró 4,8 onzas, que suministran cerca de 125 calorías.

LOS ACOMPAÑAMIENTOS

Los acompañamientos pueden añadir pocas o muchas calorías al “frozen yogurt”, dependiendo de cuáles escojamos. Éstas son las calorías aproximadas de una onza de algunos acompañamientos: granola, 120; coco 140; almendras o maní triturado 165; granola 119 y galletas de chocolate trituradas 135. Una onza de frutas frescas como moras, frambuesas o piña añade entre 10 y 20 calorías.

CONO O TAZA

Un cono de galleta añadirá a la cuenta cerca de 120 calorías, mientras que uno de azúcar sólo 50 calorías. Si deseamos ahorrarnos esas calorías, es mejor optar por la taza, preferiblemente la más pequeña. El control de tamaño de las porciones nos permite disfrutar de una merienda dulce sin sabotear los niveles de glucosa en sangre o nuestro plan de adelgazamiento.

¿HELADO O "FROZEN YOGURT"?

Depende de las preferencias de cada cual. La clave para cualquiera de los dos es moderación. Si optamos por el helado normal, lo ideal es controlar el tamaño de la porción y preferir las versiones libres de grasa o azúcar. Sobre el “frozen yogurt”, la Asociación Estadounidense de Diabetes recomienda limitar su consumo a media taza de una variedad sin grasa y sin azúcar añadida, acompañada de opciones saludables e hipocalóricas como 2 onzas de frutas frescas, para un total aproximado de 130 calorías, 0 gramos de grasa y 18 gramos de azúcar natural.

-----

Gloria Spencer es educadora nutricional y autora de los libros “La Dieta Enzimática”, “La Cocina Enzimática”, “Autocúrese” y coautora de “Recetas sabrosas y vegetarianas”.

Otros artículos en adelgazacongloria.com/Blog

Toda la información nutricional que aparece en este artículo es de carácter general y educativo, y no debe utilizarse como sustituto de una consulta médica. Aunque la autora no ha escatimado esfuerzos para suministrar información beneficiosa, usted debe consultar con su médico cualquier cambio que desee implementar en su nutrición y estilo de vida.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2023 by The Plan. Proudly created with Wix.com