Cómo evitar la deficiencia de Vitamina D

La deficiencia de Vitamina D puede ser más peligrosa de lo que creemos. Es importante que nos aseguremos que estamos oteniendo la que el cuerpo necesita.

Si nuestros niveles de vitamina D son bajos, lo cual es más común de lo que se cree, tenemos el doble de riesgo de morir a causa de enfermedades cardíacas, osteoporosis, y cánceres de mama, próstata y colon. Un nivel adecuado de esta vitamina es necesario para tener huesos sanos, para protegernos contra la depresión, el insomnio y un sistema inmunológico hiperactivo.

La Vitamina D es diferente a las demás, porque nuestro cuerpo la produce directamente cuando nos exponemos a los rayos solares. Por eso se conoce como “la vitamina del sol”.

La manera de asegurarnos un nivel saludable de esta vitamina es sencillamente exponiéndonos diariamente a la luz solar. Quienes viven donde existen las 4 estaciones tienen la oportunidad de abastecerse de vitamina D durante los días soleados de la primavera, el verano y el otoño. Esta exposición podría llenar las reservas para todo el invierno. Quienes viven en regiones tropicales, donde el sol brilla todo el año, también necesitan exponerse al sol el mismo periodo de tiempo.

Los expertos recomiendan una dosis diaria entre 600 y 1.000 Unidades Internacionales (UI) de vitamina D para adultos. Las personas de piel clara obtendrán la radiación suficiente si se exponen al sol durante sólo 10 minutos, entre la 11 am y las 4 de la tarde, sin bloqueador solar, en shorts y camisa sin mangas. Las personas de bronceado fácil o de piel oscura, necesitarán unos 20 minutos.

Lo de evitar el sol para prevenir el cáncer de la piel se ha llevado a tal extremo que la mayoría de las personas no salen de sus casas sin aplicarse protectores solares, los cuales bloquean casi toda la radiación UV. Lo que muchos no saben es que las estadísticas demuestran que se pierden muchas más vidas a causa de falta de luz solar que por exceso. Y esto preocupa a la comunidad científica que ahora reconoce que alguna exposición al sol es importante para la salud, al menos para mantener los niveles de vitamina D saludables.

La vitamina D está ausente de todos los alimentos naturales, a excepción de algunos pescados como el salmón y las sardinas, y la yema de huevo. Pero éstos solo suministran un porcentaje limitado de las necesidades diarias.

Mi opinión personal es que recurramos a la manera 100% natural de obtener nuestra vitamina D: la exposición moderada a la luz solar, sin abusar. Una segunda opción es consumir los alimentos que la contienen. La eficacia de los suplementos ha sido bastante cuestionada pues muchos de ellos no son bien absorbidos.

Sin embargo, si durante el invierno presentas esta deficiencia, intenta superarla con suplementos, a razón de 2.000 UI por día, nunca más de 4.000. El aceite fermentado de hígado de bacalao es una opción aceptable.

Toda la información nutricional que aparece en este blog es de carácter general y educativo, y no debe utilizarse como sustituto de una consulta médica. Aunque la autora no ha escatimado esfuerzos para suministrar información beneficiosa, usted debe consultar con su médico cualquier cambio que desee implementar en su nutrición y estilo de vida.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2023 by The Plan. Proudly created with Wix.com