El ayuno intermitente y el adelgazamiento saludable

El ayuno intermitente o una dieta baja en calorías podría producir resultados sorprendentes para el control del sobrepeso y la salud en general, según estudios recientes.

La comunidad científica está observando el ayuno con interés. Institutos de investigación reconocidos han demostrado que la práctica intermitente del ayuno y de una dieta baja en calorías podría producir resultados sorprendentes para el control del sobrepeso y la salud en general.

El ayuno es la abstención parcial o total de alimentos - excepto agua - durante un periodo determinado de tiempo y usualmente se relaciona con temas espirituales, huelgas de hambre, sacrificios o como una práctica para fortalecer la voluntad. Los famosos ayunos de Gandhi, por ejemplo, tuvieron un impacto significativo durante el movimiento a favor de la libertad de los hindúes. Pero las cosas están comenzando a cambiar.

La revista “Metabolismo Celular” publicó recientemente los resultados de una investigación realizada por la Universidad del Sur de California, en la cual se trabajó con dos grupos experimentales. El primer grupo consumió una dieta con menos de la mitad de las calorías que usualmente consumía y consistía de aproximadamente 12% de proteínas, 44% de carbohidratos y 44% de grasa. Esta dieta la realizaron cinco días seguidos una vez al mes, durante tres meses seguidos. El resto del tiempo, comieron lo que quisieron. El otro grupo consumió una dieta normal en esos tres meses.

Al final de ese periodo, los participantes del primer grupo mostraron factores de riesgo más bajos de diabetes, enfermedades cardiovasculares y envejecimiento en general.

Otro estudio sobre el tema fue publicado por la Biblioteca Nacional de Medicina. Éste afirma que la reducción de la frecuencia de las comidas y la restricción calórica pueden extender la esperanza de vida y aumentar la resistencia a las enfermedades relacionadas con la edad y el sobrepeso. La idea de la dieta es disminuir cierta hormona corporal, la IGF-I, que contribuye al envejecimiento y aumenta la vulnerabilidad al cáncer.

Tanto la reducción en la frecuencia de las comidas como la restricción calórica mejoran las funciones cardiovasculares y cerebrales, reducen los factores de riesgo de enfermedad arterial coronaria y accidente cerebrovascular, incluidos la reducción de la presión arterial, el aumento de la sensibilidad a la insulina y la variabilidad de la frecuencia cardíaca. Los efectos beneficiosos de ambas prácticas reducen el daño oxidativo y el aumento de la resistencia al estrés celular. Curiosamente, los efectos celulares y moleculares del ayuno intermitente sobre el sistema cardiovascular y el cerebro son similares a los de ejercicio físico regular, lo que sugiere mecanismos compartidos.

Es probable que una mejor comprensión de la relación de estos mecanismos con la práctica del ayuno intermitente conduzcan a nuevas estrategias preventivas y terapéuticas para extender la duración de la vida.

Los investigadores esperan iniciar varios estudios más amplios en torno a esta dieta, con el objetivo de conseguir que el FDA apruebe el plan.

Toda la información nutricional que aparece en este blog es de carácter general y educativo, y no debe utilizarse como sustituto de una consulta médica. Aunque la autora no ha escatimado esfuerzos para suministrar información beneficiosa, usted debe consultar con su médico cualquier cambio que desee implementar en su nutrición y estilo de vida.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2023 by The Plan. Proudly created with Wix.com