Deshazte de la grasa en la región abdominal

La acumulación de grasa en el abdomen no es sólo la consecuencia de una mala alimentación y la falta de ejercicio

¿Por qué algunas personas tienden a acumular más grasa en la región abdominal que otras, aunque sus dietas sean similares. ¿Pueden evitarlo?

Sí, siempre y cuando se suprima la raíz del problema. Hasta ahora, sólo se conocía que la “barriga” o "panza" (con la flacidez que usualmente la acompaña) era la consecuencia de una combinación del paso de los años, la negligencia con la dieta y el ejercicio, y la mala postura. Sin embargo, hay estudios relativamente recientes que comprueban que la acumulación de grasa en el abdomen está también ligada a otro factor no físico: el estrés crónico.

Los estudios revelan que si el estrés se convierte en algo crónico, estamos propensos a acumular más grasa abdominal. "Las situaciones estresantes son inevitables en la vida y producen cierto estrés. Sin embargo, aún si la persona come relativamente saludable y hace ejercicio, un nivel crónico de estrés puede obstaculizarle la pérdida de peso, e incluso agregarle libras de más", según Pamela Peeke, MD, autora de “Un cuerpo saludable de por vida para las mujeres”.

Sobre el tema, la Biblioteca Nacional de Medicina Estadounidense publicó un estudio realizado con mujeres pre menopáusicas, cuya conclusión fue que “las secreciones hormonales inducidas por el estrés pueden contribuir a la acumulación de grasa abdominal, lo cual demuestra la relación entre el estrés psicológico crónico y el riesgo de enfermarse, y viceversa”.

En una situación de peligro, el cuerpo libera naturalmente ciertas hormonas que nos habilitan para defendernos. Estas hormonas, el cortisol, la norepinefrina y la epinefrina, conocidas como las hormonas del estrés, son producidas en las glándulas suprarrenales, y en el momento en que nos asustamos o estresamos, se ponen inmediatamente en acción. La norepinefrina le pide al cuerpo que suspenda la producción de insulina para que éste tenga disponible una cantidad suficiente de glucosa en la sangre que le permita actuar rápidamente; la epinefrina relajará los músculos del estómago y de los intestinos, y disminuirá el flujo sanguíneo hacia estos órganos. Tan pronto la situación estresante pasa, la tercera hormona, el cortisol, le pide al cuerpo que detenga la producción de las dos primeras hormonas, con el fin de volver a digerir normalmente.

A lo largo del día, es normal que los niveles de cortisol suban y bajen, pero cuando estamos crónica o permanentemente estresados, el nivel de cortisol sube y se mantiene alto.

Cuando los niveles de estrés - y por consiguiente, de cortisol - se mantienen altos, el organismo se resiste a bajar de peso, dicen los estudios. Nuestro cuerpo “percibe” que está enfrentando momentos difíciles y acumula la grasa que consumimos o la que ya tenemos. El cortisol tiende a movilizar la grasa saludable de otras áreas como las nalgas y las caderas hacia el abdomen, donde existen más receptores de cortisol. En el proceso, la otrora saludable grasa periférica se convierte en grasa visceral poco saludable (la grasa abdominal que rodea nuestros órganos), lo cual aumenta la inflamación y la resistencia a la insulina en el cuerpo. Lo curioso es que en el área abdominal existen unas enzimas que – a medida que se acumula la grasa abdominal -producirán más cortisol activo, creando un círculo vicioso.

De ahí la extrema importancia del sueño y el descanso necesarios, de las actividades recreativas, la relajación, y del consumo de alimentos naturales que contribuyan a regular los niveles de cortisol, como la naranja y los cítricos en general, las espinacas, las nueces, las hojas verdes y los mariscos. Se afirma que una planta medicinal, conocida como Holy Basil, puede ayudar a controlar los altos niveles de cortisol.

Toda la información nutricional que aparece en este blog es de carácter general y educativo, y no debe utilizarse como sustituto de una consulta médica. Aunque la autora no ha escatimado esfuerzos para suministrar información beneficiosa, usted debe consultar con su médico cualquier cambio que desee implementar en su nutrición y estilo de vida.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2023 by The Plan. Proudly created with Wix.com