¿Cuánta agua debemos tomar al día?

Podemos estar deshidratados leve o seriamente sin saberlo. La boca reseca no es la única señal que nos indica que necesitamos beber agua.

Si te sientes fatigado, si tu piel no luce tan fresca como quisieras, si te duelen las articulaciones, o tu estado de ánimo no es el mejor, es posible que no estés consumiendo el agua que necesitas.

Podemos estar deshidratados leve o seriamente sin saberlo. En su libro “No estás enfermo, sólo tienes sed”, el Doctor F. Batmanghelidj advierte que no tenemos que esperar a tener la boca reseca para consumir agua y que la sed puede ser uno de sus últimos indicadores de cuándo el nivel de agua a nivel celular ha disminuido. Existen otros signos corporales más complejos y sofisticados que indican que nuestro cuerpo carece de agua suficiente, pero en la práctica, vivimos tan ocupados que no nos queda fácil prestar atención a esas delicadas señales corporales que nos indican que necesitamos beber más agua.

Consumir la cantidad necesaria de agua beneficia la pérdida de peso y mantiene la piel hidratada y fresca. Cada persona es y vive en diferentes condiciones. El que hace ejercicio intenso o trabajo físico fuerte, especialmente en climas cálidos o secos, así como las mujeres embarazadas o lactando necesitan más agua.

En mi caso personal, durante mucho tiempo bebía poca agua, sólo cuando tenía sed. Estaba convencida de que consumiendo mis 5 porciones de fruta y una abundante ensalada fresca diaria estaba cubriendo el 100% de mis necesidades del líquido. Sin embargo, empecé a notar ciertos síntomas de deshidratación, como la piel reseca. Me practiqué un test y el resultado me mostró que, efectivamente, tenía un nivel leve de deshidratación.

Es sabido que nuestro cuerpo está compuesto de un 60 a 70 por ciento de agua, y que nuestra ingesta del líquido debería suministrarnos un porcentaje similar para mantener nuestra composición ideal. Cuando no lo hacemos, nos deshidratamos y esto, por leve que sea, puede drenar nuestra energía y afectar nuestro estado de salud en general.

Tenemos que reponer el líquido que perdemos, a través de los alimentos y refrescos que la contienen, y completar con la simple y sencilla agua, ya sea filtrada, hervida, del grifo o destilada. Las organizaciones de salud recomiendan una ingesta total diaria de líquido de 90 a 120 onzas, lo cual significa un promedio de 7 a 15 vasos de 8 onzas. Esto incluye además del agua normal, la contenida en los líquidos que tomamos y en las frutas y verduras frescas.

Debido a que mi dieta contiene alimentos con alto contenido de agua, intento consumir 4 vasos de 8 onzas diariamente. Para facilitarme la tarea, he optado por llenar una jarra con esa cantidad temprano en la mañana para beberla durante el día. Uno de esos vasos lo consumo al levantarme, antes de tomar el desayuno, con unas gotas de limón.

Toda la información nutricional que aparece en este blog es de carácter general y educativo, y no debe utilizarse como sustituto de una consulta médica. Aunque la autora no ha escatimado esfuerzos para suministrar información beneficiosa, usted debe consultar con su médico cualquier cambio que desee implementar en su nutrición y estilo de vida.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2023 by The Plan. Proudly created with Wix.com